¿Cómo es el proceso de fabricación de palets de plástico por inyección y qué ventajas ofrece?

Publicado el 11/06/2018

  • El proceso de fabricación de palets de plástico ha ido evolucionando con el tiempo y las empresas se han esforzado mucho en incorporar la mejor tecnología.

El objetivo del proceso es optimizar las piezas, es decir, mejorar su espesor y estructura, reducir su peso, aumentar su durabilidad y fabricar diseños cada vez más sofisticados.

Son muchas y muy variadas las técnicas que existen hoy en día para fabricar palets de plástico, hasta el punto de que a veces, resulta difícil elegir el proceso que más consiga aumentar la eficacia de la cadena de suministro dentro de nuestra empresa. Entre los procesos de fabricación más habituales que nos podemos encontrar actualmente destacan: la inyección, el termoformado, el soplado, por compresión y el rotomoldeo.

Pero en este post, nos centraremos en el proceso de fabricación de los palets de plástico producidos a través del sistema de inyección, pues es la técnica que en Nortpalet utilizamos porque consideramos que se trata de un sistema, que además de garantizar la calidad de todos nuestros productos, cumple con uno de los valores que más nos define e importa: la sostenibilidad y el cuidado medioambiental.

En las siguientes líneas, te explicamos cómo se desarrolla dicho proceso, los diferentes tipos de moldeado de inyección que existen y sus ventajas más destacadas.

Fases de la técnica de moldeo de plástico por inyección

La fabricación de los palets de plástico por inyección es uno de los procesos más utilizados para dar a este material la forma y el tamaño deseados. Es la técnica perfecta cuando se quiere llevar a cabo una producción a gran escala, especialmente, cuando necesitamos que el mismo diseño de palet sea producido un elevado número de veces y se mantenga estable e igual en el tiempo.

Por lo general, el proceso de inyección pasa por las siguientes fases de fabricación:

  • El plástico se introduce en las máquinas a través de una tolva.
  • Las bandas calentadoras y la fuerza de fricción funden el material plástico.
  • El plástico caliente, cuando está en su estado líquido, sale de la cámara de calentamiento a través de una boquilla hacia una cavidad o molde, donde el palet cogerá la forma del molde que esté subido,  para que posteriormente se enfríe y endurezca a través de un sistema de refrigueración.

Tipos de sistemas de inyección

Dentro del proceso de fabricación de palets de plástico por inyección existen a su vez, dos tipologías o técnicas diferentes de producción que consisten en: un sistema de baja presión y un sistema de alta presión. ¿Quieres saber en qué se caracterizan cada una de ellas y cuáles son sus ventajas?

  1. Sistema de baja presión. En este caso, la cavidad del molde es inyectada con el material plástico del palet y un gas inerte. Es decir, que se introduce un gas que no reacciona químicamente con el material. Se suele utilizar dióxido de carbono o nitrógeno y al calentarse la mezcla del gas nitrógeno y el polipropileno/polietileno activan los agentes de soplado, lo que da como resultado, un núcleo celular rodeado de un material plástico rígido.
  2. Moldeado por inyección de alta presión. El sistema de inyección de alta presión es un proceso muy utilizado en la fabricación de palets plásticos de polietileno de alta densidad (HDPE) o polipropileno (PP). Se trata de un proceso muy preciso que no requiere de un tratamiento posterior y de un acabado de alto brillo.

Con esta técnica de fabricación, la materia prima se calienta  dentro de un barril que cuenta con un tornillo giratorio a unos 250 grados centígrados de temperatura aproximadamente. Una vez que el plástico alcanza la temperatura deseada, se pasa a inyectar en un molde, donde se sujeta bajo presión para después dejarlo enfriar y expulsarlo.

Por tanto, el proceso de moldeado por inyección a alta presión resulta una opción ideal cuando se necesita un palet de plástico con detalles muy intrincados.

Conclusión

Tanto el sistema de inyección de alta presión como el de baja presión juegan un papel fundamental en la fabricación de palets de plástico.

Está claro que, a lo largo de los últimos años, la tendencia en el sector de inyección de plástico ha evolucionado hacia una maquinaria, más silenciosa, menos voluminosa, más rápida, con un menor impacto ambiental y un consumo hidráulico y energético más contenido. Por estas y otras muchas razones Nortpalet ha apostado por este proceso de fabricación para sus palets de plástico.