Cómo las nuevas tendencias globales de almacenamiento influyen en los modelos de negocio minorista

Publicado el 15/04/2020

Hace no tantos años, el estocaje de un pequeño negocio se resolvía con un almacén donde guardar el excedente de mercancía y provisionarse del material necesario cuando el vendedor se quedaba sin existencias en tienda

Sin embargo, con la llegada del comercio electrónico, el consumidor ya puede adquirir a golpe de clic los artículos directamente desde el almacén, lo que ha obligado al comercio minorista a cambiar drásticamente su metodología tradicional por otras más globales y a reformular su modelo de negocio hacia otro más enfocado en la venta online.

Este cambio ha hecho que el pequeño empresario tenga que adaptarse a los nuevos tiempos y ser más competitivo. También tendrá que mejorar su gestión de la cadena de suministro y de los pedidos recibidos, así como su capacidad de respuesta ante las demandas de sus clientes para cumplir, por ejemplo, con los plazos de entrega del producto.

Tendencias clave del almacenamiento global

La transformación digital también afecta al comercio minorista y por tanto a sus procedimientos de almacenamiento y venta. Es necesario tenerlo cuenta si no queremos que nuestro negocio se quede atrás. Se están aplicando algunas medidas para que el sistema de pedidos, la cadena de suministro y el proceso de envíos del pequeño comercio sean más rápidos y eficaces.

Y lo más importante, todas ellas tienen en cuenta las necesidades y las capacidades económicas del empresario minorista y son claves para satisfacer las demandas planteadas por los clientes:

  • Almacenes digitales para envíos rápidos adaptados a las necesidades del cliente. Cuando un cliente realiza un pedido o una compra online en la web quiere recibirlo cuanto antes. Ya no está dispuesto a esperar semanas por un producto. Desea tenerlo en destino en pocos días e incluso en horas si contrata un servicio premium. Por tanto, trabajar con almacenes tradicionales y turnos de empleados estándar ya no es una opción. Hay que apostar por procesos digitales y automatizados que permitan un servicio y una atención al cliente 24/7.  
  • Almacenes locales en varias ubicaciones y profesionales las 24 horas. Los turnos laborales rotativos y la diversificación de almacenes dan servicio al cliente de una forma más constante, rápida y eficaz, ya que se recortan significativamente las distancias y los tiempos.
  • Convertir tu tienda en un centro de pedidos. Esto significa que tu comercio minorista tendría que ser tienda y almacén al mismo tiempo. De esta manera, podrás entregar productos directamente desde la tienda o tener los productos a mano para que el cliente que ha hecho el pedido online pueda recogerlo en el local si así lo desea.

Desde Nortpalet te recomendamos en cualquiera de las opciones anteriores: Utilizar en el almacén soluciones logísticas y de embalaje sostenibles y eficientes. Para gestionar el almacenamiento y el inventario de una forma eficaz, sostenible y amable con el medioambiente es necesario convertir el almacén en un espacio más ecológico. Para ello, se pueden utilizar soluciones logísticas de embalaje y transporte que apuesten por materiales reciclables y reutilizables como los palets de plástico de Nortpalet para el almacenamiento del stock hasta packaging sostenible para los envíos a cliente final.

¿Cómo está cambiando la gestión de la cadena de suministro?

El mercado digital ha transformado el modelo comercial tradicional. En especial, en lo referente a la gestión de la cadena de suministro. Estas son algunas de las consecuencias:

  • Proceso de pedidos inmediato y cumplimiento continuo. A las empresas de distribución y a los negocios minoristas que venden online se les exige estar disponibles las 24 horas, pues a menudo se precisa de una entrega nocturna o a primera hora del día siguiente. Esto significa que debe contarse con un sistema digital capaz de procesar pedidos y envíos de forma inmediata para cumplir con el plan de entrega solicitado por el cliente.
  • Lograr una gestión más intensiva y un mejor control de inventario. Los distribuidores tendrán que contratar más personal de gestión y utilizar software logísticos de última generación. Es la manera de asegurar que la cadena de suministro continúe funcionando de manera rápida y efectiva.
  • Más tecnología y automatización. La automatización es clave. Gracias a ella, las cadenas de suministro pueden realizar procesos de envío y entrega más rápidos. Apostar por la tecnología es fundamental para mantenernos siempre al día con los pedidos.
  • Almacenes más grandes. Las empresas que se vean obligadas a buscar o fabricar un nuevo producto deben asegurarse de tener almacenes más grandes o contar con un número de almacenes suficiente para guardar todas sus mercancías.
  • Logística de “la última milla”. Uno de los grandes desafíos de la cadena de suministro siempre ha sido recorrer de forma eficaz el último tramo de distancia entre el centro receptor local y el destinatario para entregar a tiempo el producto solicitado. Para solucionar este problema logístico y ganar en agilidad será necesario encontrar formas nuevas e innovadoras que permitan cruzar esa “última milla” sin contratiempos.
  • Revertir la dinámica de inventario y logística. L,a dinámica actual ha dado un giro de 180 grados respecto a lo que se venía haciendo. Hoy en día, la tendencia es ofrecer productos que se encuentran en otros almacenes y administrar un sistema logístico propio para obtener productos y llevarlos hasta su destino.

Todas estas medidas son claves para los comercios minoristas con presencia online que desean mejorar sus procesos de almacenamiento, acelerar sus cadenas de suministro y revolucionar sus sistema de envíos y entregas de pedidos.