Packaging a estudio: ¿Es compatible sostenibilidad, innovación y rentabilidad?

Publicado el 23/09/2019

Afortunadamente vivimos tiempos en los que la sociedad, sobre todo las nuevas generaciones y las organizaciones están demostrando tener una mayor conciencia y responsabilidad medioambiental, tomando medidas que permitan dar salida y por tanto una segunda vida a determinados residuos.

De esta forma poder vivir en un entorno natural mucho más sano y habitable para todos. Una muestra de dicho compromiso ecológico lo podemos ver en los consumidores, que tiendan a rechazar marcas con envases que no sean sostenibles o cuyo sistema de envasado o embalaje perjudique al medio ambiente.

Teniendo esto en cuenta, empresas de todos los sectores, conscientes del problema que desencadena el exceso de envases y embalajes en el planeta, están adquiriendo el compromiso firme de aplicar políticas de protección medioambiental que reduzcan su impacto negativo. Por eso una de las primeras medidasque se están adoptando dentro de las organizaciones es la de crear departamentos de responsabilidad social corporativa con una clara hoja de ruta, con el objetivo de llevar a cabo soluciones logísticas sostenibles que fomenten la economía circular mediante la incorporación de envases y embalajes reciclados y/o reutilizables.

Es importante destacar que aplicar este nuevo enfoque sostenible repercute muy positivamente en las empresas que lo practican porque además de adaptar el producto o servicio a las demandas actuales de la sociedad, aporta un valor añadido que beneficia tanto a su identidad como a su marca como al entorno. Por tanto, podemos asegurar que el uso de embalajes reciclables tiene un impacto directo en el aumento de tus beneficios, tanto económicos como de responsabilidad corporativa. Sin embargo, para alcanzar con éxito dichos objetivos antes debemos afrontar una serie de desafíos ¿quieres conocerlos? Nortpalet te expone los más destacados.

Retos futuros y tendencias sostenibles

Para solucionar el problema del exceso de envases y embalajes y poder avanzar hacia prácticas más sostenibles se impone como tendencia de futuro la aplicación de medidas capaces de minimizar el impacto medioambiental, favoreciendo, por ejemplo la utilización del “packaging verde pero ¿en qué consisten dichas acciones?:

  • Incrementar  el uso de materias primas de origen reciclado.
  • Reutilizar el packaging reduciendo el número de envases y embalajes a producir. Como ya indicamos, no sólo es bueno para el medioambiente sino que además ayuda a mejorar la imagen de las empresas ante los ciudadanos concienciados con la protección del planeta y convertir este beneficio en una importante fuente de riqueza para las organizaciones.
  • Fabricar productos compuestos por materiales 100% reciclables. Esto implica optar por el uso de envases, embalajes y palés de plástico reciclables y reutilizables.
  • Apostar por diseños ecológicos e innovadores. Mejorar el diseño, formulación, peso y dimensiones de los envases y embalajes forma parte del concepto conocido como ecodiseño al que se debe de tender. Es decir, se necesita desarrollar modelos de packaging más ligero, que ocupe menos espacio y que contengan menos materias primas. Esto tiene un impacto medioambiental directo reduciendo las emisiones de CO2, transportando en vacío más unidades, etc.
  • Facilitar la economía circular. Para llevarlo a cabo es necesario implementar medidas que conviertan residuos en nuevos recursos, pero ¿cómo? Incentivando soluciones complementarias que potencien el reciclaje y la reutilización de materias primas para reducir significativamente dichos residuos y gestionarlos mejor.

 

¿Qué soluciones sostenibles aporta el palet de plástico?

El palet de plástico ha demostrado a lo largo de los años ser una tendencia al alza en todo el mundo. Su alta durabilidad, la calidad de los palets fabricados en plástico reciclado depolipropileno (PP) o polietileno de alta densidad (HDPE), unido a su mayor ciclo de vida respecto al palet tradicional  así como la capacidad de ser reciclado en su totalidad son sólo algunas de sus numerosas ventajas.

Si a esto le sumamos sus múltiples aplicaciones logísticas y su alta capacidad para transformar residuos en nuevos recursos que luego son reincorporados a la cadena de valor, tenemos como resultado un elemento sostenible con alto valor añadido que aporta cuantiosos beneficios a las empresas.

Esas son algunas de las razones por la que Nortpalet ha convertido el desarrollo de sus procesos de producción sostenibles en el core business de su actividad, y la protección del medioambiente a través de sistemas de reciclaje, en su máxima prioridad.

Pero ¿qué acciones llevamos a cabo para conseguir que nuestros palets de plástico sean una solución a la generación de residuos?, ¿cómo transformamos dichos residuos en recursos de valor? A continuación te exponemos algunos puntos clave de nuestra metodología basada en la sostenibilidad:

  • Fabricamos palets de plástico con diseños eco. Reutilizables, más ligeros reduciendo las emisiones de CO2, y con un diseño preparado para asimilar los impactos disminuyendo el índice de roturas y por tanto ampliando el ciclo de vida del propio palet plástico.
  • El palet de plástico de Nortpalet ha sido concebido a partir del concepto de economía circular. Nuestros productos se basan en el concepto “de la cuna a la cuna” desde la concepción del propio diseño pasando por todas las fases de los procesos involucrados. Mediante este sistema ayudamos a mejorar el impacto medioambiental y la huella de carbono a lo largo de toda la cadena de valor. 
  • Aplicamos procesos “Cero Residuos”. Reducimos el plástico en vertederos a través de soluciones basadas en el reciclaje para producir equipos reutilizables y reparables. Debido a la larga vida de los palets de plástico frente a los convencionales prevenimos la generación de residuos al operar en una cadena de reciclaje cerrada.
  • Ofrecemos en exclusiva a nuestros clientes el programa Buy-Back. Mediante este sistema recompramos nuestros productos al final de su vida útil como parte de nuestro compromiso con la economía circular, proporcionando un valor económico a nuestros clientes al final de la vida útil del palet. De esta forma, acompañamos al producto desde su producción, pasando por su reparación hasta su reciclaje, momento en el que convertimos el residuo en un nuevo recurso en un bucle infinito y cerrado. 

 

Conclusión

El hecho de que los diferentes sectores industriales estén aplicando cada vez más iniciativas que fomentan el reciclaje y la reutilización de envases, embalajes y soluciones logísticas complementarias y sostenibles que ayuden a transportar y almacenar adecuadamente las mercancías, como en el caso de los palets de plástico, favorece a que el cliente se decante por comprar productos o solicitar servicios de aquellas marcas que tengan interiorizados estos valores. Y tu empresa ¿también está apostando por una cadena de distribución más sostenibles?