Asesoramiento técnico

Características de los palets: todo lo que necesitas saber

Atendiendo a su diseño existen una serie de características que diferencian a unos modelos de otros otorgándoles propiedades o funcionalidades adicionales a tener en cuenta.

Algunos de nuestros palets de la gama Medium, Heavy Duty y Custom, disponen de varios  refuerzos metálicos en su interior que les confieren una mayor capacidad de carga. Los palets son reforzados generalmente para incrementar su Carga en Rack, dado que es la más restrictiva de todas las cargas y asimismo aquella que requiere de una mayor seguridad por los riesgos que se pueden derivar de un incidente en estas condiciones.

No resulta necesario en muchas ocasiones reforzar el palet de plástico para su funcionamiento en rack. Sin embargo, los palets de plástico, tienen una durabilidad muy alta y a lo largo de su vida, es posible que debido a manipulaciones accidentales estos se vayan deteriorando levemente produciendo alteraciones en su diseño original. Por este motivo, el disponer de refuerzos metálicos aumenta la seguridad de las manipulaciones en rack, sobre todo en condiciones de carga máximas.

Existen diferentes tipos de palets en nuestro catálogo dependiendo del número de patines en su base. En función de su disposición, los palets pueden tener más o menos características que han de ser debidamente estudiadas para la elección del palet óptimo para una aplicación.

  • 9 patines: Estos palets disponen de una superficie de apoyo muy reducida y por tanto no son recomendables para aplicaciones de apilado o de estantería (rack). Asimismo, no tienen la capacidad de ser manipulados en caminos de rodillos. Sin embargo, muchos de nuestros modelos de 9 pies disponen de la opción de colocación de patines otorgándoles más funcionalidades.
  • 3 patines: Los palets de 3 patines disponen de una superficie inferior de apoyo de al menos el 35% del área del palet. Esta es la configuración mínima recomendada para aplicaciones de apilado. Asimismo, esta disposición es la mínima para permitir su colocación en estantería. Son aptos para su uso en caminos de rodillos, pero solo en el sentido de orientación de sus patines.
  • 5 patines: Estos palets disponen de una configuración de patines longitudinales y transversales que les confieren una mayor superficie de apoyo inferior mejorando el apilado al mismo tiempo que mejoran su resistencia en rack debido a un mejor reparto de tensiones. Esta configuración de patines se conoce también como "Marco Perimetral (Perimeter Frame)", y está recomendado para aplicaciones de apilado y rack con grandes exigencias de carga. Asimismo, su disposición de patines le proporciona la capacidad de circular en ambos sentidos por caminos de rodillos.
  • 6 patines: Los palets de 6 patines son aquellos donde todos sus tacos están conectados entre sí mediante patines longitudinales y transversales, confiriendo al equipo la máxima superficie inferior. Esta configuración se conoce también como "Marco Perimetral en cruz (Cross Perimeter Frame)". Hereda además todas las características de los modelos de 5 patines, incrementando su resistencia. Su uso es ideal para aquellas aplicaciones con las máximas exigencias de apilado y uso en estantería (rack). 

Se denomina como topes a pequeños salientes ubicados en la superficie de los palets de plástico habitualmente en el perímetro exterior. Mientras los palets no están soportando ningún tipo de carga, suelen estar almacenados formando torres con múltiples unidades. En ocasiones, estas torres de palets vacíos son manipuladas sin ningún elemento de retención, como fleje o film, y entonces el uso de dichos topes ayudan a retener a los palets de pila.

Asimismo, existen diseños en los que los topes están ideados para ayudar a retener a la mercancía dentro del perímetro del palet. El uso más habitual de este tipo de topes es para el transporte de cajas con todo tipo de productos.

De esta forma existen palets, con topes de muchas formas, tamaños y funcionalidades, así como palets sin topes, dado que en ocasiones los topes pueden marcar los productos por lo que se suele optar por eliminarlos. De forma habitual, nuestros palets de plástico disponen de un tope estándar, pero bajo petición de nuestros clientes podemos realizar producciones sin topes, o modificar los topes existentes para adaptarlos a una necesidad concreta.

Entre los diferentes modelos de palets de plástico disponibles en nuestro catálogo existen diseños con superficies totalmente cerradas o abiertas. En ciertos modelos, existe la posibilidad de tener la posibilidad de elegir entre ambas versiones.

Habitualmente, la forma estándar de un palet contiene aberturas en su superficie puesto que es la forma más simple de aligerar peso y permitir la circulación de aire en aplicaciones de baja temperatura. Asimismo, otros modelos de palets, han de ser producidos con aperturas debido al proceso de su producción. Un palet con aperturas en su tablero es más ligero que su equivalente con superficie cerrada. Es, por tanto, la elección habitual si no existe ningún requisito especial.

Sin embargo, muchos de nuestros clientes prefieren las superficies totalmente cerradas para permitir una óptima limpieza de la superficie tras su uso, así como para impedir que la mercancía de cargas a granel se caiga, y para reducir los puntos de presión que ha de soportar la carga durante el transporte. Es importante no confundir los palets de superficie cerrada, con los palets higiénicos, pues son productos totalmente diferentes.

A la hora de seleccionar un palet resulta de especial importancia conocer las diferentes formas de manipulación que se van a realizar a lo largo de la cadena de distribución por los distintos usuarios del equipo. Es muy normal, que a medida que el palet vaya cambiando de propietario, se realice la manipulación de forma diferente y con elementos de manutención distintos.

De esta forma, existen palets de 2 vías que solo permiten su manipulación por dos de sus laterales (laterales largos o laterales cortos), y de 4 vías que pueden ser manipulados por cualquiera de sus laterales. Los palets de 4 vías son más versátiles pues permiten su manipulación desde cualquier sentido.

Además de disponer de ventanas, para ser considerado de 2 o 4 vías, estas deben disponer de una dimensión que permita su correcta manipulación con diferentes elementos de manutención.

Muchos de nuestros palets de plástico permiten diferentes tipos de personalizaciones en función de las necesidades del cliente. Debido al tiempo y a la complejidad de realizar personalizaciones en el proceso productivo existe un pedido mínimo para este tipo de producciones.

  • Colores: El color estándar de nuestro catálogo es el negro (gris oscuro), sin embargo realizamos producciones a medida bajo pedido con la posibilidad de producir cualquier modelo en un color determinado. Para conseguir un alto grado de precisión y continuidad en el color seleccionado se hace preciso el uso de materiales Premium (vírgenes). También es posible obtener colores mediante materiales reciclados, pero estos pueden mostrar diferencias entre sí y grandes variaciones de tonalidad.
  • Grabados: Todos nuestros palets permiten la incorporación de grabados personalizables. Para la realización de un grabado es preciso disponer de un “postizo” donde previamente se ha grabado el logotipo o la marca que se desea mostrar en la pieza. Este “postizo se coloca en el molde y cada pieza que es producida ya es extraída de la máquina con el grabado habitualmente bajo relieve. El grabado no tiene ningún coste, pero es un procedimiento habitual que el cliente abone el coste del “postizo” una sola vez.
  • Serigrafía o Tampografía: La personalización mediante serigrafía o tampografía se realiza mediante un proceso de impresión con tinta posterior a la producción del palet. Para ello se dispone de un “cliché” donde está grabada la marca o logotipo a imprimir en el producto, y mediante una máquina, esta impresión se transfiere a la pieza. Esta personalización tiene un coste añadido al valor del producto debido a la necesidad de una doble manipulación, así como al propio coste del proceso.