Asesoramiento técnico

Clasificación para los palets

Los palets de plástico están desarrollados para dar respuesta a diferentes tipos de aplicaciones logísticas, existiendo múltiples categorías y tipologías de producto.

Se estima que el sector del palet sigue a día de hoy dominado por la madera con un volumen de casi el 90% de los palets en circulación. El plástico sigue siendo la segunda opción con un 6% de cuota de mercado, por lo que aún es considerado como un mercado nicho. Sin embargo, su empleo en diferentes sectores y/o aplicaciones muestra un claro aumento y gracias a sus innumerables ventajas se ha convertido en una clara alternativa de presente y futuro para las aplicaciones logísticas.

Existen diferentes modelos de palets de plástico en nuestro catálogo que están desarrollados para dar respuesta a diferentes aplicaciones. Por lo tanto, no existe un único producto universal que resulte eficiente y conveniente para todo tipo de aplicaciones. Cada uso industrial requiere un palet diferente en función de los requisitos y necesidades.

En Nortpalet hemos concebido 5 gamas de producto que tratan de dar respuesta los diferentes usos que a lo largo de nuestra experiencia hemos ido encontrando.

  • Gama Lightweight: Palets muy ligeros destinados a aplicaciones con un bajo número de reutilizaciones e ideales para exportación. Los palets de esta categoría suelen ser encajables con la opción de colocarles patines para aquellas aplicaciones donde resulte necesario. Son los palets de plástico más económicos y habitualmente suelen estar producidos con materiales reciclados.
  • Gama Medium: Palets monobloque, producidos la mayoría en una única pieza, destinados a aplicaciones de reutilización normal. Estos palets resultan en muchas ocasiones la gama de entrada para muchas empresas que desean sustituir sus palets de madera por otros de plástico de similares prestaciones, pero con todas las ventajas derivadas del material. Habitualmente estos palets suelen estar producidos con materiales reciclados.
  • Gama Heavy Duty: Palets todoterreno y con la máxima resistencia, destinados para aplicaciones con las más altas exigencias donde la durabilidad es uno de los aspectos más importantes. La combinación entre durabilidad y resistencia proporcionan a estos palets una importante ventaja competitiva permitiendo en muchas ocasiones soportar cargas para los que la madera no tiene respuesta. Estos palets pueden encontrarse tanto en material virgen como en material reciclado dependiendo del uso y/o aplicación.
  • Gama Hygienic: Estos palets están destinados para convivir en las máximas condiciones de higiene, la mayoría de las ocasiones en entornos de Salas blancas. Para ello, se suelen emplear soluciones totalmente lisas y cerradas, tanto en sus cubiertas superiores como inferiores. De esta forma, se facilita al máximo su limpieza al tiempo que se proporciona un elemento seguro para la manipulación en entornos con las máximas especificaciones fitosanitarias. Habitualmente estos palets están producidos con materiales vírgenes disponiendo de certificación para contacto alimentario.
  • Gama Custom: Estos palets han sido desarrollados específicamente para el cliente, aplicación y el entorno en el que serán empleados a lo largo de su ciclo de vida. En ciertas ocasiones, no existe un producto que responda al 100% a unas necesidades específicas y entonces se hace necesario un nuevo desarrollo con el objetivo de disponer de un producto a medida. El material seleccionado es parte del desarrollo y depende del uso y/o aplicación.

La encajabilidad es una característica única de los palets de plástico, que confiere a estos palets la capacidad de ocupar un espacio menor cuando están vacíos y por tanto almacenados para su posterior utilización. En muchas ocasiones, el espacio es un elemento crítico y muy valioso, y por tanto ha de ser optimizado para la obtención del máximo beneficio. De esta forma los palets encajables pueden optimizar tanto el espacio de almacenamiento como de transporte hasta en un 70% con su consiguiente reducción de costes logísticos.

Los palets encajables tienen un diseño donde existen una serie de alojamientos en la superficie de carga del mismo, en los que se introducen los tacos del palet que se coloca inmediatamente encima en una torre. Gracias a que sus tacos son cónicos, es posible introducir parcialmente un palet dentro de otro (encajar), produciendo así  la reducción del espacio necesario para su almacenaje. De forma general, los palets de un fabricante no “encajarán” con los palets de otro, cosa que puede suceder igualmente con diferentes modelos de palets encajables.

Se consideran palets apilables aquellos palets que tienen una superficie inferior suficiente que les confiere la capacidad de ser apilados encima de otro palet cargado proporcionando la estabilidad necesaria para su almacenaje y transporte, sin deteriorar o marcar en exceso la mercancía del palet inferior.

Cuando un palet está soportando una determinada cantidad de carga, esta será transmitida a la superficie donde esté apoyado, por lo que cuanto menor sea la superficie de contacto, mayor será la concentración de tensiones. De forma análoga, cuanto mayor sea la superficie inferior del palet más repartida estarán la carga, más estabilidad tendrá la torre de unidades apiladas, y menores serán las cargas soportadas por la mercancía cargada en el palet inferior reduciendo la posibilidad de marcar o deteriorar los productos transportados. Por lo tanto, una mayor superficie de apoyo será recomendable para aplicaciones de apilado, lo que se consigue con un mayor número de patines en la base.

Existen numerosas aplicaciones donde una vez cargado el palet con su mercancía es almacenado en una estantería hasta el momento de su expedición. Se conoce como palet para uso en rack, a aquel palet, que está desarrollado para soportar una determinada carga a flexión en las condiciones específicas de las estanterías convencionales.

Habitualmente cuando el palet es colocado en una estantería, este se encuentra apoyado por sus laterales, y por tanto es obligado a trabajar a flexión. Por tanto, la flexión del palet ha de estar contenida dentro de unos límites para garantizar la seguridad del almacenamiento. Para que un palet sea apto para uso en rack es preciso que al menos disponga de una configuración de 3 patines, y garantizar que el palet no está deteriorado. Existen opciones de reforzar el palet con elementos metálicos que confiere una mayor capacidad de carga y seguridad a la hora de almacenar en rack.

No todos los palets son aptos para su uso en rack, y dependiendo del modelo la capacidad de carga en rack varía.

Los palets de plástico resultan la solución ideal para la exportación de todo tipo de productos gracias a sus propiedades. Al ser impermeables, y no ser porosos, son inmunes a infecciones y/o parásitos por lo que no es necesario realizar ningún tipo de tratamiento químico para protegerlos. Por este motivo cumplen con la normativa NIMF-15 sin la necesidad de documentación adicional simplificando los tediosos trámites aduaneros y evitando las problemáticas habituales de los palets de madera.

Asimismo, gracias a su ligereza, resultan de gran interés para el transporte aéreo de mercancías, donde además existen productos específicos que ayudan a reducir los costes de transporte realizados a través de este medio sin la necesidad de realizar cargas manuales. Habitualmente, se recomienda el uso de palets ligeros para este tipo de aplicaciones debido fundamentalmente a su coste y eficiencia.