Aplicaciones

Embotelladores

Garantizando una óptima reutilización de envases con soluciones más eficientes.

El sector de embotelladores es una industria donde conviven desde grandes productores de bebidas espirituosas hasta pequeños manantiales de agua, y donde existen al menos dos canales de venta principales: Gran consumo y Horeca, lo que se traduce a nivel operativo en dos líneas de producto diferenciadas por el tipo de envase utilizado: envases desechables y envases retornables.

En la gran mayoría de países, salvo algunas excepciones al norte de Europa, todo el producto de Gran consumo se envasa en envases desechable, y la gran mayoría del producto para el canal Horeca es envasado en envases reutilizables. Sin embargo, el palet de plástico, es por naturaleza propia un equipo pensado para la reutilización con independencia del tipo de envase primario.

La mayor parte de la bebida embotellada que se distribuye en Gran consumo es transportada mediante palets de pool o de intercambio, que son reutilizados gracias a las sinergias por volumen que se producen en el ámbito de la distribución comercial. Para ello, nuestra gama EXPERT, está siendo empleada con éxito y de forma masiva como palet de pool transportando los bienes de consumo de las principales empresas del sector.

"El palet de plástico, es por naturaleza propia un equipo pensado para la reutilización con independencia del tipo de envase primario."
aplicacion_bebidas.jpg

Sin embargo, la gran particularidad que tiene el sector de embotelladores con respecto a otro tipo de bienes de consumo, es la parte de envase reutilizable, donde el producto es transportado en una botella (generalmente de vidrio), contenida en una caja (generalmente de plástico), a su vez contenida sobre un palet. En este caso, son muchos los embotelladores que han puesto su confianza en la gama EXPERT de Nortpalet beneficiándose de las enormes ventajas de nuestros equipos.

Entre las principales ventajas de nuestros palets de plástico para el sector de embotelladoras, cabe destacar las siguientes:

  • Mayor durabilidad que los tradicionales palets de madera.
  • Mayor capacidad de carga lo que permite transportar mayor cantidad de producto con un elevado margen de seguridad.
  • Son higiénicos por lo que no desprenden astillas u otros elementos en las líneas de producción.
  • Al ser más ligeros son más fáciles de manipular, y contribuyen a reducir el gasto en combustibles fósiles y emisiones de CO2.